El Valor de Vida de tus Clientes

Una forma de definirlo sería: la estimación de ganancias o pérdidas que resultan de la relación comercial con un cliente, siempre tomando en cuenta el tiempo de la relación.

También lo puedes ver como una medida de qué tanto puedes esperar que un cliente gaste en tus productos/negocio.

Para que un negocio sea rentable es súper importante el poder medir absolutamente todo, para poder comenzar a tomar decisiones correctas. Es por eso que a la hora de invertir en estrategias de marketing el CLV es fundamental, ya que si sumamos el CLV con el CAC (costo de adquisición de clientes) te aseguro que tomarás las mejores acciones referentes a publicidad.

Conociendo el Customer Lifetime Value de un cliente será posible poner en práctica las estrategias, ya que podrás saber cuántos ingresos necesitarías tener para que tu inversión sea redituable y valga la pena. También en el momento que decidas tomar acciones donde tengan que ver descuentos o promociones podrás evitar efectos negativos y sobre todo cuando lo que buscas es flujo de efectivo.

Sabiendo el dato del CLV podrás ofrecele a tu empresa una visión a largo plazo y dejarás de enfocarte únicamente en compras aisladas

Beneficios para tu negocio

Permite identificar a los clientes de alto valor

Podrás diseñar mejores estrategias para retener clientes

Identifica a los clientes que no son valiosos, e intenta incrementar su valor

Cuantifica el impacto económico en decisiones que afectan la tasa de retención de clientes

Bonnus|rewardketing|clv

Vida media del cliente

Valor de la compra media de un cliente

Cuánto se gasta de media un cliente en una compra de tus productos/servicios. Para calcularlo tienes que dividir los ingresos que has obtenido en las ventas, entre el número total de compras que han producido esos ingresos.

Frecuencia de uso 

La frecuencia con la que se realiza la compra, cuántas veces compra tu producto en un tiempo determinado, puedes calcularlo semanal o mensual

Margen de beneficio 

Es el porcentaje de margen de beneficios que obtienes de tus productos/servicios. Para calcularlo debes restar el precio de compra a los gastos que tienes al producir el producto