Aprende como tener un Cliente Feliz

¿Alguna vez has vivido una experiencia de servicio horrible? Claro, todos hemos pasado por eso en algún momento. Por ejemplo, vas a un restaurante y llevas sentado 20 minutos y no te han podido dar la carta de alimentos, después de eso te toma la orden un mesero malhumorado y te lleva tu orden mal y encima de eso no sabe como tu lo esperabas. Pero qué pasaría si llegas al mismo restaurante y alguien te da la bienvenida amablemente, todos los meseros san amigables y te hacen sentir como en casa?

Estoy seguro que pasarías por alto el que tu comida llegue un poco tarde a la mesa. Lo que sucede es que el servicio al cliente es lo más importante y ese se debe dar a notar desde el segundo uno, ya que como bien sabes “la primera impresión es la que cuenta.” Es por eso que debes estar preparado para poder resolver cualquier duda o problema que tenga tu cliente, porque lo que tú debes buscar siempre, es tener un Cliente Feliz.

Bonnus|Rewardketing|Blog

Integra un equipo de Atención al Cliente, este equipo será aquel que te ayudará a tener un Cliente Feliz, y sobre todo te ayudará a saber si las prioridades de tu compañía están alineadas a las necesidades de tus clientes. Dale a tu equipo de soporte una línea directa con los tomadores de decisiones y no retrases las soluciones. Haz de tu cliente una prioridad.

Comienza por ser empático. Cada vez que vayas a tomar una decisión pregúntate: ¿qué es lo que mi cliente quiere/necesita en este momento? En el momento que tengas la respuesta actúa y haz que suceda de manera inmediata. Si realizas esto, tendrás un entendimiento mucho más claro de cómo debe trabajar la compañía, la oferta que se debe manejar, así como tener conocimiento de los proyectos que se deben de estar trabajando y esto hará que el cliente se sienta feliz y asombrado por el excelente servicio que se le está brindando de acuerdo a sus necesidades.

Empodera a tu equipo. Esta iniciativa te ayudará a que las cosas se resuelvan de manera más ágil. Recuerda que la velocidad lo es todo en un buen Servicio al Cliente. “Yo quiero que me ayuden hoy, no mañana.” Para actuar rápido tu equipo necesita autonomía, empodéralos para que den soluciones a los clientes. Confía en tu equipo y ellos entregarán a cambio una increíble experiencia a los clientes.